Polémica en redes sociales
03/Enero

Empresas que estuvieron a punto de dañar su reputación

Un tuit pudo acabarlo todo

Por Fernanda Soto

Las redes sociales nos dan el poder de expresar nuestro punto de vista libremente sobre temas diversos, personas, actividades y situaciones de actualidad, por ello muchas personas pasan la mayor parte de su día compartiendo y publicando en ellas.

Lo mismo sucede con las grandes corporaciones, pero hay que ser cuidadosos, pues un error puede costar muy caro y, para muestra, aquí te tenemos algunos ejemplos de publicaciones que causaron gran polémica, dejando en el ojo del huracán a grandes marcas:

 

  • Hawkers. Al anunciarse la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, esta marca de lentes publicó en Twitter “Mexicanos, pónganse estos lentes para que no se les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro. #electionNight”. Esto originó que la imagen de su marca, el corredor de autos Checo Pérez, renunciara a ser su embajador. Hawkers se disculpó públicamente, esperando reivindicar un poco su imagen en el mercado mexicano.

 

  • Netflix. Es de todos sabido que la plataforma guarda datos de los usuarios para poder realizar estudios y recomendaciones personalizadas a cada persona; sin embargo, realizó un tuit sobre una de sus producciones: “A las 53 personas que han visto “Un Príncipe en Navidad” cada día durante los últimos 18 días: ¿quién les hizo daño?”. Este es un dato muy específico y generó polémica entre los usuarios por dos motivos: el tono de burla hacia sus mismos usuarios y el uso que se les da a los datos resguardados. 

 

  • Spotify. Otro caso sobre el manejo de datos, pues en una de sus campañas evidenciaron a personas que crearon listas de reproducción dentro de la plataforma. Al final se informó que “este tipo de mensajes no violan las políticas de privacidad de las empresas”, lo cual no dejó con un buen sabor de boca a sus usuarios.

 

Como puedes ver, un mensaje equivocado puede provocar estragos en la imagen de una empresa, pero también es por ello que hay que leer cuidadosamente los avisos y políticas de privacidad al abrir una nueva cuenta de redes sociales.